Soberanía alimentaria

  • Notícias
  • 2 abril, 2020
  • 0

La importancia de comprar directamente al agricultor para mejorar nuestro entorno y nuestra salud

Hace poco, en una entrevista en la televisión, el especialista en incendios forestales del cuerpo de bomberos nos avisaba que lo que ha pasado en Australia podría pasar en Cataluña, y que la única manera de reducir los efectos de este nuevo tipo de incendios, ligados al cambio climático, era recuperando el paisaje en mosaico y el campesino local que lo mantenía. Pero este no es el único problema de la pérdida continuada de campesinado que ha sufrido nuestro territorio a lo largo de los últimos 40 años. El abandono del campo tiene efectos ambientales, económicos y sociales importantes para todos nosotros lo que muchas veces no somos conscientes de ello.

Si tenemos que elegir un efecto de esta pérdida de campesinado, quizás es la pérdida de soberanía alimentaria el que sintetiza más todos los demás efectos. Una sociedad sin sobirania depende la producción que viene de lejos, y es una sociedad vulnerable, sobre todo en situaciones de crisis. Además los alimentos que comemos son nuestra manera de relacionarnos con el entorno y con el planeta. Cuando no sabemos de dónde vienen estos alimentos perdemos esta relación. No sabemos donde se han producido, como se han producido, ni quien los ha producido. No sabemos qué calidad tienen estos alimentos y la única manera que tenemos para saberlo, un poco, es confiar en algún sello de calidad de los diferentes que ofrece el mercado (como por ejemplo el sello ecológico). En definitiva no sabemos qué impacto tiene nuestra compra en el territorio, y tampoco sabemos, o sabemos muy poco, qué impacto tienen en nuestra salud.

agricultura regenerativa
agricultura regenerativa

Cuando compramos directamente al agricultor conocemos la persona y el paisaje donde se han producido los alimentos que comemos. Podemos visitar la granja y visualizar el paisaje que estamos contribuyendo a conservar cada vez que comemos. Podemos hablar con el agricultor, preguntarle sobre las cosas que nos preocupan, sobre el modo en que se producen los alimentos que estamos comiendo. Se establece una relación entre productor y consumidor que puede ayudarnos a crear compromisos para avanzar hacia una manera de producir más sostenible.

En Planeses somos agricultores. Hemos recuperado una finca abandonada cerca de Besalú.  Producimos pollo, huevos, vaca de leche y de carne, conejos, huerta (y ahora estamos empezando a plantar frutales), todo con el certificado ecológico. Siempre estamos abiertos a recibirte parfa enseñarte cómo trabajamos y que puedas disfrutar del trozo de paisaje que cuidamos (pero avísanos porque sino nos encontrarás trabajando porque tenemos mucho trabajo!). Para que puedas disfrutar de manera fácil de todos nuestros productos hemos abierto una tienda en Banyoles. Además también encontrarás productos ecológicos de otros compañeros que también están trabajando para recuperar el trabajo del campesino (también son proyectos que puedes visitar!). Queremos que para ti sea más fácil poder hacer una compra ecológica y de agricultores locales, detrás de los cuales hay unas personas y unos paisajes que puedes conocer.

En próximos escritos te explicaremos qué hacemos en Planeses para luchar contra el cambio climático, para conservar nuestro paisaje y su diversidad, para poderte ofrecer productos con un valor nutricional más alto, … y para preservar el futuro de nuestros hijos e hijas.

 

El equipo de Planeses Agricultura Regenerativa

Visitas familiares y taller de requesón los fines de semana

Sé el primero en comentar “Soberanía alimentaria”

(will not be shared)